Aprueba reglamento sobre condiciones de seguridad y salud en el teletrabajo o trabajo a distancia.

El reglamento establece condiciones específicas de seguridad y salud en el trabajo a que deberán sujetarse los trabajadores que prestan servicios en la modalidad de trabajo a distancia o teletrabajo, de acuerdo con los principios y condiciones de la ley Nº 16.744.


Con fecha 3 de julio de 2020 se publicó en el Diario Oficial el Decreto Nº 18, de 2020 que “Aprueba Reglamento del Artículo 152 Quáter M del Código del Trabajo, que establece condiciones específicas de seguridad y salud en el trabajo a que deberán sujetarse los trabajadores que prestan servicios en las modalidades de Trabajo a Distancia o Teletrabajo, de acuerdo con los principios y condiciones de la ley Nº 16.744”.


El pasado 26 de marzo de 2020, se publicó la ley Nº 21.220, que modifica el Código del Trabajo en materia de trabajo a distancia. La cual incorpora en el Título II del Libro I del Código del Trabajo un Capítulo IX sobre el trabajo a distancia y teletrabajo.


Por su parte el inciso primero del artículo 152 quáter M del Código del Trabajo establece que las condiciones específicas de seguridad y salud a que deben sujetarse los trabajadores que prestan servicios a distancia o teletrabajo, serán reguladas por un reglamento, el cual se dispone a continuación:


Condiciones específicas de seguridad y salud en el teletrabajo


El empleador deberá gestionar los riesgos laborales que se encuentren presentes en el domicilio del trabajador o en el lugar o lugares distintos a los establecimientos, instalaciones o faenas de la empresa, que se hubieren acordado para la prestación de esos servicios.


En los lugares en que deba ejecutarse el trabajo a distancia, el trabajador no podrá manipular labores que impliquen la exposición de éste, su familia o de terceros a sustancias peligrosas o altamente cancerígenas, tóxicas, explosivas, radioactivas, combustibles u otras.


Matriz de identificación de peligros y evaluación de los riesgos laborales


El empleador deberá comunicar oportunamente al trabajador las condiciones de seguridad y salud que el puesto de trabajo debe cumplir, para lo cual deberá confeccionar una matriz de identificación de peligros y evaluación de los riesgos laborales, a excepción de los casos en que los servicios se prestaren en distinto lugares o que el trabajador haya podido escoger libremente, donde no será necesaria dicha matriz.


Para efectos de lo anterior el empleador deberá identificar y evaluar las condiciones ambientales y ergonómicas de trabajo de acuerdo con las características del puesto y del lugar que éste se emplaza, la naturaleza de las labores, los equipos, las herramientas y los materiales que se requieran para desempeñar la modalidad de trabajo a distancia.


Por su parte, el organismo administrador deberá poner a disposición de las entidades empleadoras un instrumento de autoevaluación de riesgos, el cual será entregado a los trabajadores una vez iniciada la modalidad de teletrabajo, quienes tendrán un plazo no inferior a 5 ni superior a 10 días para aplicarlo y reportarlo a sus empleadores. El incumplimiento, así como la falta de oportunidad o de veracidad de la información proporcionada por parte del trabajador, podrá ser sancionada de acuerdo a lo señalado en el Reglamento Interno de la empresa.


Asimismo, deberá evaluar eventuales factores de riesgos psicosociales derivados de la prestación de servicios que pudieran afectar al trabajado.


En base a la evaluación antes señalada y en el plazo máximo de 30 días contado desde la fecha de recepción del instrumento de autoevaluación, el empleador deberá confeccionar la matriz de identificación de peligros y evaluación de riesgos, la cual deberá ser informada al organismo administrador respectivo, en un plazo de 3 días contado desde su confección.


A partir de la matriz de identificación de peligros y evaluación de riesgo, y dentro del plazo de 15 días contado desde su confección, el empleador deberá desarrollar un programa de trabajo que contenga, al menos, las medidas preventivas y correctivas a implementar, su plazo de ejecución y las obligaciones que le asisten al trabajador en su implementación.


Riesgos laborales y medidas preventivas


Por otra parte al inicio de la prestación de los servicios, el empleador deberá informar por escrito al trabajador, de acuerdo con los procedimientos contenidos en el Título VI del decreto supremo Nº 40, de 1969, del Ministerio del Trabajo y Previsión Social, acerca de los riesgos que entrañan sus labores. La información mínima que deberá entregar el empleador a los trabajadores considerará:


a) Características mínimas que debe reunir el lugar de trabajo en que se ejecutarán las labores, entre ellas: Espacio de trabajo, condiciones ambientales, condiciones de orden y aseo, mobiliario que se requieran para el desempeño de las labores, tipo, estado y uso de instalaciones eléctricas.


b) Organización del tiempo de trabajo: pausas y descansos dentro de la jornada y tiempos de desconexión. Si se realizan labores de digitación, se deberá indicar los tiempos máximos de trabajo y los tiempos mínimos de descansos que se deberán observar.


c) Características de los productos que se manipularán, forma de almacenamiento y uso de equipos de protección personal.


d) Riesgos a los que podrían estar expuestos y las medidas preventivas: riesgos ergonómicos, químicos, físicos, biológicos, psicosociales, entre otros.


e) Prestaciones del seguro de la ley Nº 16.744 y los procedimientos para acceder a las mismas.


El empleador, deberá efectuar una capacitación al trabajador acerca de las principales medidas de seguridad y salud que debe tener presente para desempeñar dichas labores. La capacitación deberá consistir en un curso presencial o a distancia de, al menos, ocho horas.


Control de las medidas de seguridad y salud


El empleador deberá disponer medidas de control y de vigilancia de las medidas de seguridad y salud adoptadas, estas podrán ejecutarse a través de inspecciones presenciales del empleador en el domicilio del trabajador, previa autorización, o en los otros lugares fijos de trabajo convenidos, o bien, en forma no presencial, a través de medios electrónicos idóneos. La negativa infundada para consentir esta autorización, incluyendo la falta de las facilidades para realizar una visita ya autorizada, sea al empleador o al referido organismo, podrán ser sancionadas de conformidad al Reglamento Interno de la empresa.


En cualquier tiempo, la Dirección del Trabajo, previa autorización del trabajador, podrá fiscalizar el debido cumplimiento de la normativa laboral en el puesto de trabajo.


Para dar cumplimiento a todas las obligaciones mencionadas, el empleador podrá requerir la asistencia técnica del organismo administrador del seguro de la ley Nº 16.744, de conformidad con las instrucciones que al efecto imparta la Superintendencia de Seguridad Social.


Fiscalización y Sanciones


La inspección, fiscalización y sanciones a las infracciones del presente reglamento serán efectuadas por la Dirección del Trabajo, sin perjuicio de las facultades conferidas a la Superintendencia de Seguridad Social y a otros servicios del Estado, en virtud de las leyes que los rijan.


Vigencia del reglamento


El presente decreto supremo entrará en vigencia una vez transcurridos noventa días desde su publicación en el Diario Oficial, esto es a partir del 1 de octubre de 2020.


Consulte texto completo del decreto a continuación:

CVE1781098
.pdf
Download PDF • 182KB

.

21 vistas

© 2017 Valm Chile